Todos los Poemas de Jaime Sabines

Jaime Sabines Todos Sus Poemas

Existen tantos poemas de Jaime Sabines, que es prácticamente imposible mencionarlos todos. Sin embargo aquí te presentamos en este formulario, la opción de que puedas navegar entre toda la obra de poesía de Sabines y puedas encontrar tus favoritos y descubrir nuevos poemas.

En este recuento de poemas, encontrarás todos sus poemas de todo tipo: poemas de amor, poemas de vida.

¡Que lo disfrutes!

A

Así Es

“Así Es” – Del Libro “Horal” (1950) Con siglos de estupor, con siglos de odio y llanto, con multitud de ...
Leer Más

Aleluya

Si hubiera de morir dentro de unos instantes, escribiría estas sabias palabras: árbol del pan y de la miel, ruibarbo, ...
Leer Más

Amanece La Sangre Doliéndome

Amanece la sangre doliéndome y el cigarro amargo. La herida de los ojos abierta para el alcohol del sol. Y ...
Leer Más

A Caballo

A caballo, Tarumba, hay que montar a caballo para recorrer este país, para conocer a tu mujer, para desear a ...
Leer Más

Ay, Tarumba

Ay, Tarumba, tú ya conoces el deseo. Te jala, te arrastra, te deshace. Zumbas como un panal. Te quiebras mil ...
Leer Más

Adán y Eva

-Estábamos en el paraíso. En el paraíso no ocurre nunca nada. No nos conocíamos. Eva, levántate. -Tengo amor, sueño, hambre ...
Leer Más

A Medianoche…

A medianoche, a punto de terminar agosto, pienso con tristeza en las hojas que caen de los calendarios incesantemente. que ...
Leer Más

A la Casa del Día

A la casa del día entran gentes y cosas, yerbas de mal olor, caballos desvelados, aires con música, maniquíes iguales ...
Leer Más

A Estas Horas, Aquí

Habría que bailar ese danzón que tocan en el cabaret de abajo, dejar mi cuarto encerrado y bajar a bailar ...
Leer Más
C

Caprichos

La niña toca el piano mientras un gato la mira. En la pared hay un cuadro con una flor amarilla ...
Leer Más

Codiciada, Prohibida

Codiciada, prohibida, cercana estás, a un paso, hechicera. Te ofreces con los ojos al que pasa, al que te mira, ...
Leer Más
D

Dice Rubén

Dice Rubén que quiere la eternidad, que pelea por esa memoria de los hombres para un siglo, o dos, o ...
Leer Más

Duérmete, Mi Niño, Con Calentura

Duérmete, mi niño, con calentura con dolor de cabeza, estírate. Duérmete con todo el cuerpo, niño, envidia de los ángeles, ...
Leer Más

Después De Leer Tantas Páginas

Después de leer tantas páginas que el tiempo escribe con mi mano, quedo triste, Tarumba, de no haber dicho más, ...
Leer Más
E

El Llanto Fracasado

“El Llanto Fracasado” – Del Libro “Horal” (1950) Roto, casi ciego, rabioso, aniquilado, hueco como un tambor al que golpea ...
Leer Más

Es La Sombra Del Agua

“Es La Sombra Del Agua” – Del Libro “Horal” (1950) Es la sombra del agua y el eco de un ...
Leer Más

El Día

“El Día” – Del Libro “Horal” (1950) Amanecí sin ella. Apenas si se mueve. Recuerda. (Mis ojos, mas delgados, la ...
Leer Más

En Este Pueblo

En este pueblo, Tarumba, miro a todas las gentes todos los días. Somos una familia de grillos. Me canso. Todo ...
Leer Más

En La Sombra Estaban Sus Ojos

En la sombra estaban sus ojos y sus ojos estaban vacíos y asustados y dulces y buenos y fríos. Allí ...
Leer Más

Entresuelo

“Entresuelo” – Del Libro “Horal” (1950) Un ropero, un espejo, una silla, ninguna estrella, mi cuarto, una ventana, la noche ...
Leer Más

Espero Curarme de Ti

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones ...
Leer Más

El Diablo y Yo Nos Entendemos

El diablo y yo nos entendemos como dos viejos amigos. A veces se hace mi sombra, va a todas partes ...
Leer Más
F

Fugas

¿Porqué nos hemos de decir adiós? ¿acaso piensas que después de amarte caerá el olvido sobre el corazón? ¿No ves ...
Leer Más
H

Horal

“Horal” – Del Libro “Horal” (1950) El mar se mide por olas, el cielo por alas, nosotros por lágrimas. El ...
Leer Más
L

La Tovarich

“La Tovarich” – Del Libro “Horal” (1950) Es mi cuarto, mi noche, mi cigarro. Hora de Dios creciente. Obscuro hueco ...
Leer Más

La Procesión Del Entierro

La procesión del entierro en las calles de la ciudad es ominosamente patética. Detrás del carro que lleva el cadáver, ...
Leer Más

La Primera Lluvia Del Año

La primera lluvia del año moja las calles, abre el aire, humedece mi sangre. ¡Me siento tan a gusto y ...
Leer Más

La Mujer Gorda

La mujer gorda, Tarumba, camina con la cabeza levantada. El cojo le dice al idiota: Te alcancé. El boticario llora ...
Leer Más

Los He Visto En El Cine

Los he visto en el cine, frente a los teatros, en los tranvías y en los parques, los dedos y ...
Leer Más

La Cojita Está Embarazada

La cojita está embarazada. Se mueve trabajosamente, pero qué dulce mirada mira de frente. Se le agrandaron los ojos como ...
Leer Más

Los Amorosos

“Los Amorosos” – Del Libro “Horal” (1950) Los amorosos callan. El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, ...
Leer Más

Lento, Amargo Animal

“Lento, Amargo Animal” – Del Libro “Horal” (1950) Lento, amargo animal que soy, que he sido, amargo desde el nudo ...
Leer Más

La Droga

Si ya no puedes regresar a tu orilla izquierda, déjate llevar a donde sea. Sería bueno olvidarse del brocal del ...
Leer Más
M

Mi Corazón Emprende

“Mi Corazón Emprende” – Del Libro “Horal” (1950) Mi corazón emprende de mi cuerpo a tu cuerpo último viaje. Retoño ...
Leer Más

Me Gustó Que Lloraras…

“Me Gustó Que Lloraras” – Del Libro “Horal” (1950) Me gustó que lloraras, ¡Qué blandos ojos sobre tu falda! ...
Leer Más

Miss X

“Miss X” – Del Libro “Horal” (1950) Miss X, sí, la menuda Miss Equis, llegó, por fin, a mi esperanza: ...
Leer Más
N

Nada. Que No Se Pueda Decir Nada…

“Nada. Que No Se Pueda Decir Nada” – Del Libro “Horal” (1950) Nada. Que no se puede decir nada. Déjenme ...
Leer Más
O

Ocurre Que La Realidad

Ocurre que la realidad es superior a los sueños. En vez de pedir “déjame soñar”, se debería decir: “déjame mirar” ...
Leer Más

Oigo Palomas En El Tejado Del Vecino

Oigo palomas en el tejado del vecino Tú ves el sol. El agua amanece, y todo es raro como estas ...
Leer Más
P

Para Hacer Funcionar A Las Estrellas

Para hacer funcionar a las estrellas es necesario apretar el botón azul. Las rosas están insoportables en el florero. ¿Por ...
Leer Más
S

Sitio De Amor

“Sitio de Amor” – Del Libro “Horal” (1950) Sitio de amor, lugar en que he vivido de lejos, tú, ignorada, ...
Leer Más

Sombra, No Sé, La Sombra…

“Sombra, No sé, La sombra” – Del Libro “Horal” (1950) Sombra, no sé, la sombra herida que me habita, el ...
Leer Más

Soy Mi Cuerpo

Soy mi cuerpo. Y mi cuerpo está triste y está cansado. Me dispongo a dormir una semana, un mes; no ...
Leer Más
T

Tarumba

Yo voy con las hormigas entre las patas de las moscas. Yo voy con el suelo, por el viento, en ...
Leer Más

Tía Chofi

Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui al cine e hice el amor ...
Leer Más

Tu Nombre

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre. Trato de escribir que te amo. Trato de decir a oscuras todo ...
Leer Más
U

Uno Es El Hombre

Jaime Sabines – Uno Es El Hombre Uno es el hombre.Uno no sabe nada de esas cosasque los poetas, los ...
Leer Más
V

Vieja La Noche

“Vieja La Noche” – Del Libro “Horal” (1950) Vieja la noche, vieja, largo mi corazón antiguo. ¡Qué de brazos adentro ...
Leer Más
Y

Yo No Lo Sé De Cierto…

“Yo No Lo Sé De Cierto” – Del Libro “Horal” (1950) Yo no lo sé de cierto, pero supongo que ...
Leer Más
¡

¡Qué Risueño Contacto!

¡Qué risueño contacto el de tus ojos, ligeros como palomas asustadas a la orilla del agua! !Qué rápido contacto el ...
Leer Más
¿

¿Qué Putas Puedo Hacer…?

¿Qué putas puedo hacer con mi rodilla, con mi pierna tan larga y tan flaca, con mis brazos, con mi ...
Leer Más




Poemas de Jaime Sabines para ti: